28.9.04

Incultura Científica

El modelo de educación que se viene aplicando en España desde que tengo uso de razón ha producido un sutil efecto secundario que no puedo dejar pasar por alto, y es la división del cuerpo estudiantil en dos grandes bloques (con matices, pero básicamente en dos); unos son "los de ciencias", y otros, "los de letras".

Todo el mundo sabe que los de ciencias y los de letras son bastante incapaces de comprenderse unos a otros; sus intereses, sus conocimientos, e incluso sus procesos mentales suelen ser radicalmente distintos. Y en el fondo, no hay nada malo en ello.

El verdadero problema surge cuando uno se enfrenta a la difícil tarea de vivir en sociedad, sobre todo cuando pertenece al bando de los de ciencias. Como no es suficiente con la sensación de que hay demasiada gente que no comprende a qué te dedicas exactamente, te toca llevar el sambenito de inculto.

Por lo que parece, en este mundo tener "cultura general" es algo que se suscribe completamente al plano de las letras: historia, geografía, y demás conocimientos de indudable interés humanístico. Y esto deja a un gran número de personas, muchas de ellas muy versadas en derterminadas materias científicas, bastante fuera de juego.

Tengo que confesar que no sé dónde está Guatemala, ni en qué año se produjo la Toma de la Bastilla, y debo admitir que son un par de los muchos agujeros en mis conocimientos culturales de los que no me siento orgulloso en absoluto. Está bien, asumo la parte de incultura que, por desgracia, acarreo.

¿Cómo se integra un logaritmo neperiano? ¿Por qué es necesario aplicar derivadas al estudio de la corriente de un río? ¿Qué es eso de las geometrías no euclídeas?

Estoy seguro de que es sencillísimo encontrar un brillante estudiante de humanidades (o mil), mucho más inteligente que yo (juro que no es un sarcasmo, sino un ejercicio de humildad), y completamente incapaz de dar una vaga respuesta a estas preguntas. Ah, pero él tiene cultura. Con mil perdones, hay que joderse.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

David, te comprendo.

Yo soy un estudiante de "humanidades". Tanto es así que en la carrera se me ha dado mejor la biología y la estadística que lo demás. No sé integrar ni sé operar con matrices porque no he tenido todavía la ocasión de aprenderlo, pero pronto lo haré. De momento me limito a aprender a programar.

Puede que mi segunda carrera sea Física o Ing. Informática, así que vaya usted a saber lo que puede ocurrir... podría ocurrir que sé quién es Dante Alighieri y al mismo tiempo lo que es UML :D

Un saludote.

Algernon

Roberto Menéndez dijo...

Es cierto, la sociedad "valora" mucho más los conocimientos humanísticos que los científicos. Con esto no quiero decir que los primeros no sean importantes o interesantes, que lo son, y mucho; pero solo hay que ver algún concurso de televisión donde se hagan preguntas de "cultura general", cosa rara en la televisión de hoy en día, para constatar este hecho.

Además, no sé ahora, pero al menos cuando yo estudiaba en el instituto, las asignaturas obligatorias para todos los alumnos de segundo de BUP y siguientes, fueran de ciencias o de letras, eran todas de humanidades, a saber: historia, latín, literatura, filosofía..., y sólo daban matemáticas, física o química aquellos alumnos que lo escogían.

En mi opinión es igualmente de "persona culta" saber que Dante Alighieri (tomo éste ejemplo porque es el que aparece en el otro comentario de este artículo) fué el autor de la "divina comedia" y padre de la lengua italiana moderna, que saber que el principio de acción y reacción, también conocido como la primera ley de Newton, es la causa de que podamos andar y desplazarnos sobre una superficie. Y es que "saber de ciencias" también puede ser muy interesante o emocionante ya que se trata de descubrir como funciona el mundo, por qué ocurren las cosas, ect.

En definitiva, sin ánimo de menospreciar los conocimientos humanísticos en absoluto, reivindico la aceptación de los conocimientos ciéntificos como parte de la cultura y no solo como una herramienta de trabajo utilizada por físicos e ingenieros e incomprensible para el resto de personas

JuanPablo dijo...

A veces me pregunto cómo es posible que poca gente sepa quién es Euler, considerando todo lo que hizo y la trascendencia de sus obras. Lo pondría en un mismo nivel que a Mozart, o Rembrandt, no me atrevería a decir que fue más que ellos, pero tampoco que fue menos.

saludos desde http://www.zonalibre.org/blog/demairena/

Anónimo dijo...

Señor R. Menendez.... cuidadin con esa reivindicacion de la cultura cientifica, que la ley de accion y reaccion no es la primera ley de Newton, sino la tercera....

si es que.... no se os puede dejar solos...

(uno que es profe de Física en sus ratos libres)